La forma en que vivimos deja huella

El planeta necesita 1,5 años para regenerar los recursos que consumimos en un año. Sabemos por estudios científicos que mientras no extraigamos más de lo que el planeta puede darnos o absorber, todo irá bien. Por el contrario, si utilizamos más recursos naturales de los que nuestro planeta es capaz de regenerar, corremos el riesgo de provocar una catástrofe.  

Lo preocupante es que estamos en este segundo caso. Estamos consumiendo mucho más de lo que nuestro planeta puede generar. Pero no todos los habitantes estamos consumiendo por igual, y es justo aquí donde entra nuestra responsabilidad como habitantes de un país desarrollado que lleva un tren de vida despilfarrador, apropiándose no solo de sus propios recursos, sino también de los de países empobrecidos y países emergentes de  Ãfrica, Asia o América Latina. Generando un sistemas de desigualdad a nivel planetario. Un ejemplo es el caso del consumo de agua en España, que con una población de 47 millones de personas, que supone menos del 0,07% de la población mundial consume el 1,6% del agua total mundial. 
Comparto las palabras de Samuel Martín Sosa, de Ecologistas en Acción, en articulo publicado en El País: «los países ricos necesitamos consumir menos recursos y no solo hacerlo más eficientemente. Solo así otros habitantes del planeta podrán aumentar su consumo hasta llevar una vida digna. La sobre explotación de los recursos es por tanto un asunto no solo de sostenibilidad, sino también de justicia social.»
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *